Grande Oriente de México

Libertad – Igualdad – Fraternidad

Sobre la Masonería

Que es la Masonería?

Es una orden iniciática discreta, fundada en un sentimiento de fraternidad.

Con el objeto de buscar la verdad, el estudio filosófico de la conducta humana, las ciencias,

Las artes y el fomento del desarrollo social y moral del ser humano, orientándolo hacia su evolución personal mediante el uso de símbolos y alegorías del Arte Real de la Construcción.

Que hacen?

Buscar la verdad por medio del conocimiento; ciencias, artes, filosofía en

Todos los campos del saber, con el objetivo de buscar el perfeccionamiento

Integral del hombre y tener una evolución personal.

Quien puede ser Masón?

Cualquier hombre mayor de 18 años que esté dispuesto a perfeccionarse sin distinción de nacionalidad, grupo social o religión, tener una mínima capacidad de comprensión de los conceptos filosóficos de la Orden y disponer de una “ciencia, arte, oficio, o renta” tal como expresan los antiguos lineamientos de la Orden.

Ser una persona DE BUENAS COSTUMBRES.

CREER EN UN PRINCIPIO SUPERIOR.

Es una Religión?

No es el fin de la masonería el enseñar un conjunto de creencias o dogmas acerca de una divinidad a sus miembros.

V.I.T.R.I.O.L.

El Grande Oriente de México es la Obediencia masónica regular en México, y por tanto el cuerpo masónico que mantiene lazos de amistad y reconocimiento con todas las Grandes Logias regulares de todo el mundo. Con ellas comparte los antiguos principios de la Fraternidad masónica universal, así como una Tradición iniciática que explica la extraordinaria vitalidad que la francmasonería aun conserva en nuestros días. Además, el Grande Oriente de México es depositaria del legado histórico del Supremo Consejo del R:.E:.A:.A:. de la República Mexicana.

La Masonería que representa el Grande Oriente de México en nuestro mundo moderno, se constituye como una orden iniciática donde respetando la fiel ortodoxia de nuestro rito, es posible la búsqueda y la construcción de valores, de un verdadero sentido a la búsqueda racional del hombre en un marco de fraternidad y solidaridad.

Nuestras Logias están abiertas a todos aquellos, que dentro del respeto más absoluto a las creencias particulares, hacen del conocimiento un principio de búsqueda, análisis, debate, y de su moral una base para la construcción de una ética universal y de un humanismo que pueda revalorizar la espiritualidad en nuestros días.

Gran Maestre de la Orden